buzon notificaciones electronicas software para asesorías y empresas
19/01/2021

En mi casa solo tengo un buzón

El autor trata la necesidad de armonizar la legislación actual para que cada ciudadano o empresa pueda disponer de un único buzón electrónico para recibir las notificaciones de todas las AAPP, incluso a nivel europeo.

A pesar de que he visitado muchas promociones inmobiliarias, jamás he conocido un edificio que dispusiera de dos buzones para cada casa. He encontrado casas con varios baños, varios dormitorios, terrazas, accesos, trasteros, garajes, pero nunca he encontrado una casa con más de un buzón.

 

¿Cómo nos ayuda la tecnología con nuestro buzón?

Se supone que la humanidad desarrolla la tecnología para hacer más sencillas nuestras vidas, para simplificar, para ayudarnos en nuestros quehaceres, para ahorrar tiempo… pero en el caso de los buzones, donde podemos recibir nuestras notificaciones electrónicas, desgraciadamente a día de hoy no es así.

 

A pesar de que ya hace más de una docena de años la administración estatal diseñó un procedimiento para la recepción electrónica de notificaciones mediante la Dirección Electrónica Habilitada o DEH, y todos los administrados tuvimos la esperanza de que se convirtiera en nuestro único buzón electrónico, pasado todo este tiempo aún no es así, y además el temporal ha arreciado.

Buzón
Fuente: Freepik

Múltiples buzones que consultar en diversas administraciones

Cada administración ha diseñados sus propios procedimientos para crear buzones electrónicos donde depositar las notificaciones y comunicaciones de forma electrónica a los ciudadanos, incluso dentro de la misma administración –pongo por ejemplo la administración del estado-, cada organismo dispone de sus propios procedimientos para comunicarse electrónicamente con los ciudadanos y empresas, de forma que nuestras empresas o los gestores de ellas tienen que dedicar gran tiempo a comprobar si han recibido notificaciones electrónicas de las administraciones con las que tienen expedientes en curso.

 

El ejemplo más flagrante de esto que digo es el de las administraciones autonómica y local. A fecha de hoy 21 de enero de 2021, solo 2 administraciones autonómicas –Canarias y Navarra- permiten suscribirse a las empresas y ciudadanos a la recepción de notificaciones electrónicas mediante la DEH, solo ocho Diputaciones provinciales y 18 ayuntamientos –de los 8.131 municipios que hay en España- permiten a los ciudadanos recibir notificaciones electrónicas suscribiéndose a la Dirección Electrónica Habilitada. Tampoco podemos suscribir procedimientos de la UE ni de la mayoría de la administración institucional para recibir las notificaciones electrónicas en un único buzón electrónico.

 

Los administrados nos hemos convertido en claveros de las administraciones que necesitamos ir haciendo a diario la ronda virtual por los barrios de la Agencia Tributaria, de la Seguridad Social, de Tráfico, de Transportes, de los organismos autonómicos de educación, de sanidad, de cada uno de los ayuntamientos por los que hemos transitado en los últimos meses, etc. para ir abriendo nuestros buzones electrónicos y comprobando si tenemos nuevas notificaciones.

 

¿Qué sería lo ideal para todos?

Desde aquí quiero reclamar la unión de todos los Colegios y Asociaciones profesionales en una única voz para que forcemos a las autoridades a que se pongan de acuerdo en ofrecernos –es más, yo diría en que nos concedan el derecho a disponer de- un único buzón electrónico en el que recibamos todas las comunicaciones de cualquiera de las administraciones que integran nuestra compleja estructura administrativa.

Desde la europea hasta la institucional, de forma que cada administrado (ciudadano, empresa, asociación) podamos permitirnos el lujo de tener una única llave para abrir nuestro buzón electrónico, de tener el privilegio de disponer de un solo buzón electrónico, al igual que hasta ahora siempre hemos recibido nuestra correspondencia en un único buzón físico.

Si no somos capaces de conseguir un único buzón electrónico, no podremos decir que la tecnología está a nuestro servicio, sino que nos hemos convertido (en este caso la burocracia electrónica nos ha convertido) en esclavos de la tecnología.

 

Luis Arrieta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros
te llamamos
+