Jubilación, ¿cuándo podré retirarme?

Home  >>  Autónomos y pymes  >>  Jubilación, ¿cuándo podré retirarme?

Jubilación, ¿cuándo podré retirarme?

Cada vez, surgen más dudas sobre la edad a la que nos podremos jubilar, para que nos quede el 100% de la pensión… A continuación, aclararemos las cuestiones que más preocupan a los trabajadores en cuanto a la jubilación ordinaria.

La ley de pensiones del año 2013, trajo consigo modificaciones importantes respecto a la edad de jubilación.  Llevamos viendo, desde entonces, el incremento progresivo de la edad de retiro de los trabajadores, para poder percibir la pensión íntegra.

A partir del 1 de enero de 2013, la edad para acceder a la pensión por jubilación, depende, además de la edad del trabajador, de las cotizaciones acumuladas en su vida laboral. Pero, se mantiene la edad de 65 años para quienes resulte la aplicación de la legislación anterior al 1 de enero de 2013.

Esta medida, se ha ido aplicando gradualmente, año a año, del siguiente modo:

Edad acceso a la pensión por jubilación

Por ejemplo, este año 2017, te podrás jubilar a los 65 años y cobrar la pensión íntegra, siempre que lleves cotizados, como mínimo, 36 años y 3 meses. En caso de no acumular esa cotización, tendrás que esperar hasta los 65 años y 5 meses de edad.

A partir de 2027, por normal general, para que tengas derecho al cobro del 100% de la pensión, te jubilarás a los 67 años, a no ser, que tengas acumulados 38 años y 6 meses de cotización. En este caso, la jubilación podría efectuarse a los 65 años.

¿Cómo puedo saber los datos referentes a mi jubilación?

La Seguridad Social, ha puesto a nuestra disposición un “Autocálculo de la pensión de jubilación”. Con esta herramienta, obtendrás la cuantía de la futura pensión de jubilación dependiendo de la fecha que tengas pensado jubilarte. También, podrás saber la fecha de jubilación ordinaria y la pensión que te quedaría en ese caso.  Para ello, solo es necesario introducir una serie de datos: edad, períodos cotizados (puedes consultarlo en el Informe de vida laboral) y bases de cotización (disponible en el Informe de bases de cotización).

¿Qué consecuencias tiene el retraso de la edad de jubilación?

Aspectos positivos:

  • La consecuencia más importante, y además, también el motivo principal, es disponer de mayor proporción de población activa. Es decir, aumenta el número de trabajadores cotizantes y disminuye el de pensionistas. Esta población activa, mayor de 65, no cobra pensión, pero sí las están financiando. Es decir, se alargará en dos años (de 65 a 67) la producción de ese trabajador y, como consecuencia, la financiación de otras pensiones. Además, se reduce en esos dos años el gasto que conllevaría el pago de la pensión.
  • En el aspecto de la salud, retrasar la edad de jubilación puede ser positivo. Pues te mantendrás activo durante más tiempo. Mantenerte ocupado, tener obligaciones, horarios que cumplir… provocará que puedas gozar de una buena salud mental mucho más tiempo.

Aspectos negativos:

  • Hay una consecuencia claramente negativa al respecto. Si un trabajador es despedido con una edad superior a los 55/60 años, tendrá dificultades para encontrar un nuevo empleo que le permita llegar a la edad de jubilación, aun teniendo beneficios en la contratación. Además, al incrementar esta edad, el tiempo transcurrido sin ingreso alguno es mayor.
  • Otra consecuencia es el envejecimiento de la población activa. Esto, en ocasiones, puede provocar pérdida de eficacia y productividad en la empresa. Cierto es, que, progresivamente, la esperanza de vida va incrementando, pero eso no quiere decir, que la calidad de vida de los 65 en adelante mejore también. Habrá trabajadores que a los 65 están en plenas facultades y desempeñan su trabajo al 100%. Pero otros, tal vez hayan perdido facultades y generarán descenso de su rendimiento.
  • Cabe diferenciar también, los distintos puestos de trabajo. Pues, no es lo mismo permanecer con 67 años en algunos trabajos que requieren un alto esfuerzo físico, que en otros en los que este aspecto no es fundamental. Del mismo modo, hay otros trabajos, en los que el esfuerzo mental exigido es elevado y por tanto, el agotamiento psicológico acabará siendo bastante crítico. En cambio, en otros no es necesario dicho esfuerzo. Pero ante todas las situaciones, la edad de jubilación es la misma. No tiene en cuenta el puesto o funciones que despeña el trabajador.

¿Cuál es la realidad?

Cuando hemos hablando anteriormente de la edad de jubilación, nos referimos en todo momento a la “edad legal”, exceptuando las circunstancias contempladas de jubilación voluntaria o forzosa, prolongación de la jubilación o jubilación flexible. Veremos a continuación qué ocurre con la “edad real”, refiriéndonos a la media de la edad de jubilación. Para fijarnos en datos reales, analizaremos el histórico de los últimos años.

La edad media de jubilación, en los últimos años, no solo no ha incrementado, sino, que está tendiendo a bajar. Esto es debido, al aumento constante de jubilaciones anticipadas y parciales que se está produciendo.

Disponiendo de los datos del Catálogo de datos de la Seguridad Social de los últimos 4 años, observamos un reducido decremento de la edad media de jubilación:

Años 2013 2014 2015 2016
Edad media de jubilación 64,2 años 64,2 años 64,1 años 64,1 años

Otros datos de interés

Analizaremos a continuación, qué ha ocurrido con el número total de jubilados y la pensión media percibida, en los últimos años.

El número total de jubilados, va incrementando con los años. Si nos fijamos en el histórico (tomando como el último dato disponible en el INE, el correspondiente a octubre de 2016), vemos que en 10 años, el número de jubilados ha incrementado en casi 1 millón de personas (937.158 personas):

  • Octubre 2016: 5.764.058 jubilados.
  • Octubre 2006: 4.829.900 jubilados.

Respecto a la pensión media percibida, en los últimos 10 años, ha incrementado en 322,39€. Según las estadísticas disponibles en el INE, los datos de la pensión media percibida son los siguientes:

  • Octubre 2016: 1.047,98€.
  • Octubre 2006: 726,59€.

Con estos datos, ya se puede comenzar a restar los días que quedan para comenzar la época de retiro. Algunos, tendrán la suerte de disfrutar de la jubilación anticipada. A otros, la idea de jubilarse cada vez más tarde, le parecerá correcta; pues, son muchas las personas que, alcanzada la edad de jubilación, deciden por mutua iniciativa, continuar activos por diversas causas. En cambio, casi la gran mayoría, se les hace cuesta arriba tener que estar más tiempo trabajando e irán tachando los días en el calendario para la llegada de la esperada jubilación.

Beatriz Matilla

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: